Bici: cómo evitar situaciones de riesgo

La bicicleta es una opción más para los desplazamientos por la ciudad, un medio de transporte sano, ágil y no contaminante, pero muy expuesto y vulnerable a los accidentes. Para evitarlos, revisemos lo que los expertos aconsejan y las normas que existen.

Consejos:

  • Sea predecible y no haga maniobras que puedan sorprender al resto de usuarios.
  • Busque el contacto visual con otros conductores.
  • Mantenga la distancia de seguridad y no apure los espacios.
  • Circule por la parte central del carril o que le asegure la distancia de seguridad si le adelantan.
  • Elija calles menos transitadas para circular siempre que sea posible.
  • Si prevé una situación de riesgo inevitable, reduzca la velocidad incluso bájese de la bici y siga por la acera.

 

Normas:

  • Casco. Es obligatorio para menores de 16 años y para todos en carretera. En cualquier caso, es siempre recomendable.
  • Timbre. Es uno de los accesorios obligatorios. Úselo para avisar de su presencia y prevenir accidentes.
  • Luces. Son obligatorias una luz delantera blanca y otra trasera roja, además de un catadióptrico rojo detrás.
  • Chaleco. Es recomendable vestir un chaleco reflectante para hacerse ver, especialmente al circular de noche.
  • Móvil. Está prohibido usar tanto el teléfono móvil como auriculares para escuchar música.
  • Normas. Señalice los giros, respete las señales de tráfico y las limitaciones de velocidad.
  • Pasajeros. Está permitido llevar pasajeros de hasta 7 años, siempre que el conductor de la bici sea mayor de edad.
  • Alcohol. Evite el consumo de alcohol. Recuerde, la tasa máxima permitida, también para ciclistas, es 0,5 gr/l en sangre y 0,25 mg/l en aire expirado.
  • Carril bici. Úselo siempre que exista en la vía por la que circule. Aunque tenga prioridad en estos carriles, circule con prudencia.

Fuente: DGT

Call Now Button