Consejos para circular en invierno

El invierno es la época del año que más quebraderos de cabeza da a conductores y administraciones. Para intentar ayudarle la DGT a realizado este “Diccionario de invierno”, en se repasa, desde lo elementos que no debe olvidar para realizar adecuadamente el mantenimiento de su vehículo, del coche o de la moto, pero también de la bicicleta, a cómo y dónde obtener la mejor información si necesita viajar. Sin olvidar, no podemos, los datos de siniestralidad en estos meses.

Asimismo, hemos reunido los mejores consejos para conducir en cualquier circunstancia meteorológica: lluvia, hielo, nieve, niebla o viento. Y los sistemas de ayuda al conductor que la tecnología ha puesto en nuestras manos y que cada día forman parte del equipamiento de un mayor número de modelos. Y cuya eficacia está demostrada.

Comenzamos en esta entrada con la lluvia:

Con lluvia la distancia de frenado se alarga y la visibilidad se reduce. Evita las maniobras bruscas, aumentar al distancia de seguridad, reducir la velocidad y llevar los neumáticos en buen estado son los mejores aliados. Junto con sistemas de ayuda a la conducción como el ABS, el ESP o el detector de piso mojado.

Adherencia:
Con el asfalto mojado la frenada se alarga, la estabilidad del coche queda comprometida y es mucho más fácil tener un accidente. Una posibilidad que se reduce drásticamente llevando los neumáticos con dibujo y presión adecuados. Porque con este fenómeno climático la adherencia de las ruedas es clave.

Acuaplanin:
Es un fenómeno indeseable que aparece cuando el neumático no es capaz de desalojar el agua de la carretera por falta de dibujo, baja presión, velocidad inadecuada o por culpa de una zona de agua encharcada. Entonces las ruedas flotan y se puede llegar a perder el control del vehículo. En este caso, hay que sujetar el volante con firmeza, no frenar a fondo y corregir la traj¡yectoria suavemente cuando recupere el agarre.

Dibujo neumáticos:
La profundidad mínima del dibujo de un neumático debe ser de al menos 1,6 milímetros, pero es recomendable no dejar que desgasten tanto. Y muy importante, conocer y aplicar la presión adecuada recomendada por el fabricante para evitar desgastes asimétricos, mayor gasto de combustible y que aumenten las posibilidades de hacer acuaplanin.

Distancia de seguridad:
Con el suelo deslizante por la lluvia es muy recomendable aumentar considerablemente la distancia de seguridad respecto al coche que nos precede, sobre todo de cara a evitar que , en una frenada imprevista, impactemos contra el coche de delante al alargase la frenada por el estado del piso.

invierno_lluvia

Call Now Button