Garantía para la seguridad.

En Correduría Besada-Ramos queremos ayudarle a prevenir accidentes. Para ello les daremos una serie de consejos para comprobar el estado de su vehículo.

Los Frenos.

El mantenimiento de los frenos es tan simple como verificar el nivel del líquido para ello es necesario echar un ojo al depósito del líquido de frenos. No es normal que el nivel descienda de forma exagerada, por lo que si observamos grandes diferencias con la última vez que lo comprobamos, es conveniente llevar el vehículo al taller para que repasen el circuito de este líquido. Ademas hay que observar la apariencia de los elementos de frenado. Unos discos oxidados, por ejemplo, son un mal presagio. Tampoco es esperanzador que los discos presenten un reborde afilado en la superficie de contacto con la pastilla, más que nada porque ese es un buen indicador de desgaste del disco.

Otras verificaciones del estado del sistema de frenado se llevan a cabo durante la conducción, cuando se pisa el freno. Si el tacto del pedal es excesivamente esponjoso, puede existir aire en el circuito del líquido de los frenos. Si el pedal se va rápidamente hasta el fondo, podemos estar hablando de una fuga de líquido. Y si hay que pisar cada vez más, quizá es cuestión de un desgaste de las pastillas.


En cualquiera de estos casos se hará necesario pasar por el taller cuanto antes para que se verifiquen estos indicios.

Call Now Button