Gestos a favor del clima

Desde Besada-Ramos os dejamos uno consejos que nos ofrece la DGT.

CONDUZCA MENOS

Reduzca sus viajes en coche. Si son cortos –según la Comisión Europea, el 30% de los viajes en automóvil son inferiores a 3 kilómetros y el 50%, a 5–, use la bici o camine. La CE calculó que si un tercio de los desplazamientos en coche se hiciese en bici se reduciría un 39% el tiempo del trayecto, un 30% su coste y un 25% la contaminación (36% las emisiones de CO2 y un 56% la de NO2).

O estudie alternativas como el transporte público o vehículos compartidos, que mejoran la fluidez de las calles. Por ejemplo, por un carril de 3,5 metros de ancho, cada hora circulan unas 2.000 personas en vehículo particular, mientras que en autobús pasarían 9.000; en bici, 14.000; a pie, 19.000; y en tranvía/Metro, 22.000.

O vehículos con combustibles más limpios. Si en Madrid y Barcelona circularán, respectivamente, mil vehículos eléctricos, se evitaría la emisión de 2 toneladas de CO2. Además, andar o circular en bici mejorarán su salud (circular de forma habitual en bici rebaja un 40% el riesgo de padecer diabetes; un 50%, el de enfermedades cardíacas; y un 60%, el de accidentes cerebro-vasculares).

REDUZCA LA VELOCIDAD

Primero, por seguridad. Una reducción del 1% en la velocidad media produce una reducción del 4% en las colisiones mortales.

Así, rebajar 10 km/h implicaría una caída del 10% de la mortalidad. Además, a 30 km/h el 90% de los peatones atropellados sobrevive, mientras, a partir de 60 km/h, la mortalidad roza el 100%.

Segundo, por contaminación. Reducir la velocidad de 50 a 30 km/h rebaja el ruido, según un estudio de DKV, del 33 al 6%; y los niveles de NO2, por ejemplo en Berlín, han bajado en torno al 10-15%. Además, un estudio del Oak Ridge National Laboratory (EE.UU.) destacó incrementos de consumo –y de emisiones contaminantes– de hasta el 30-40% entre circular a 80 o a 112 km/h.

Call Now Button