vehicle-g90c21c7ed_640

Sistemas de retención Infantiles

Antes de comprar un SRI (Sistemas de Retención Infantiles) , los padres deben informarse sobre los productos disponibles. Los ensayos de este año y los de años anteriores ofrecen dicha información. Los resultados de 2020 se pueden comparar directamente con las calificaciones actuales: desde la Correduría de Seguros Besada-Ramos haciéndonos eco de la información obtenida en la DGT, informamos que los SRI que han obtenido calificaciones de «bueno» y «satisfactorio» desde 2015 continúan siendo recomendables.

No todos los SRI se adaptan con la misma facilidad a cualquier tipo de coche y las preferencias personales de padres y niños pueden ser diferentes. Por lo tanto, se recomienda evitar comprar un SRI a ciegas. Así, lo mejor es llevar el propio vehículo y al niño o niña cuando se vaya a adquirir un SRI y probar los modelos disponibles antes de comprarlo.

Se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Los SRI deben permitir una instalación ajustada y estable en el vehículo. Sobre todo en coches más antiguos, las largas correas de los enganches de los cinturones pueden impedir que algunos modelos de SRI queden bien sujetos.
  • Para obtener una sujeción óptima, conviene asegurarse de que los cinturones van lo más rectos posible de forma que no se puedan doblar.
  • En concreto, en el caso de los portabebés, es necesario asegurarse de que la longitud de las correas del cinturón de seguridad resulta suficiente para ajustar el SRI con total seguridad. Si las correas son demasiado cortas para un portabebés convencional, intente ins-talar un SRI con una base independiente.
  • En el caso de los elevadores con respaldo, puede ocurrir que el cinturón de seguridad no se retraiga cuando el niño se inclina hacia delante. Si fuese el caso, trate de encontrar un SRI cuya posición de guía de la banda diagonal se adapte mejor a la geometría del cinturón de seguridad de su coche.
  • Los SRI con homologación semiuniversal (por ejemplo, los SRI con pie de apoyo) no se adaptan a determinados asientos de coche. Estos productos vienen con una lista de modelos de coche compatibles que permite a los consumidores comprobar si los SRI se pue-den usar en sus coches.
  • Los SRI que constan de 2 piezas (armazón de silla y base Isofix) suelen ser más fáciles de instalar porque son más ligeros y pequeños que los SRI de una sola pieza. Las sillas que giran lateralmente facilitan la colocación y abroche del niño en el SRI.
  • El manual del coche contiene notas e instrucciones sobre qué SRI están permitidos y cómo instalarlos.

En este estudio los principales criterios de evaluación son:

  • Seguridad en caso de colisión frontal y lateral
  • Uso, limpieza y confección
  • Ergonomía
  • Sustancias tóxicas

La tabla siguiente presenta un resumen de los SRI objeto del II Estudio comparativo de sillas infantiles 2021 y los resultados obtenidos:

Cuadro-SRI.jpg_1298690802

Call Now Button